Acerca de Miranda Gray

Miranda Gray tiene una fuerte conexión con la Divinidad Femenina desde que era niña. En los años anteriores a internet había muy poca información sobre el ciclo menstrual, las energías femeninas y la espiritualidad de la mujer, así que, para comprenderse a sí misma, su ciclo, su creatividad y su espiritualidad, Miranda tuvo que recurrir a la fuente interna de la sabiduría femenina que se halla en los ciclos de nuestro cuerpo, en los ciclos de la Tierra y en los ciclos de la Luna y de las estrellas. Con una formación en ciencias y arte, así como en mitología, folklore y espiritualidad basada en la tierra, Miranda buscó el lenguaje antiguo de imágenes y conceptos que las mujeres transmitieron a través de la tradición oral para ayudarla a comprender la naturaleza de ser cíclica y los regalos que esto nos ofrece.


Su primer libro Luna Roja, publicado en 1994, inició un viaje personal de exploración y docencia que ha continuado hasta la actualidad. Miranda se formó en muchas técnicas energéticas y espirituales y enseñó trabajo energético de Reiki tanto en el Reino Unido como en Canadá durante unos cuantos años.

El trabajo de Miranda como diseñadora multimedia la llevó al mundo de los negocios, desde negocios de pequeños empresarios hasta corporaciones internacionales. Al trabajar en un entorno masculino, y obligada a trabajar de una manera masculina, Miranda empezó a desarrollar estrategias para el rendimiento y la capacitación que utilizaban las habilidades más óptimas en cada fase del ciclo. El resultado fue Las 4 fases de la Luna Roja - el primer libro que llevó el ciclo menstrual al mundo laboral como una herramienta de empoderamiento para el bienestar, el logro de objetivos y el rendimiento.

Aunque siguió vinculada al mundo de los negocios, Miranda también trabajaba como sanadora, maestra energética y lectora de cartas de oráculo, usando el tarot que ella misma ilustró – El Tarot Artúrico – y la baraja de cartas de animales que escribió e ilustró – Las Bestias de Albion. Comprendió lo importante que era para las mujeres seguir conectadas con la Divinidad, y al observar cómo camb​ia la espiritualidad y escribiendo con la ‘voz’ espiritual de cada fase, creó el libro Mensajes Espirituales para Mujeres.


El 1 de febrero de 2012 Miranda ofreció la primera Bendición Mundial del Útero para mujeres. 

Creado en un momento de inspiración, bajo un deseo no sólo de sanar a las mujeres sino de despertarlas a través de una sintonización energética, y una llamada sincera de llegar al máximo número de mujeres posible en todo el mundo, así fue como nació la Bendición Mundial del Útero. A partir de unos 20 emails iniciales, respondieron 6,029 mujeres de 80 países.

Miranda supo que esta respuesta fue un grito de los corazones de las mujeres para sentirse completas y plenas en su feminidad, así que empezó a ofrecer Bendiciones Mundiales de Útero cinco veces al año. En la última Womb Blessing Mundial han participado unas 210.000 mujeres de unos 150 países.

Para poder llegar a las mujeres en todo el mundo, Miranda necesitó ayuda para llevar a cabo su visión desde el corazón, así fue como empezó a formar Moon Mothers que dieran Womb Blessings individuales y que se unieran a ella en los eventos mundiales. Actualmente hay unas 6.000 Moon Mothers en todo el mundo, y como Miranda sigue enseñando en más de 15 países distintos cada año, el número aumenta rápidamente.

El más reciente libro de Miranda El Despertar de la Energía Femenina combina el despertar a nuestra auténtica feminidad de la Womb Blessing con el camino de Luna Roja y es una guía exhaustiva sobre cómo vivir nuestras auténticas energías ya despiertas.

El sistema de la Womb Blessing sigue creciendo, con Moon Mothers de nivel 2 y 3, Moon Mother Mentoras, Maestras Formadoras y prácticas energéticas adicionales incluido ‘El Regalo’ para los hombres.


El sueño de Miranda es crear un legado duradero para todas las mujeres, para que no olvidemos la sabiduría de nuestro cuerpo y así podamos transmitir esta sabiduría a [email protected] [email protected] para crear una sociedad equilibrada en la que se valoren los regalos del ciclo menstrual y la auténtica naturaleza de las mujeres cíclicas y post-menopáusicas y sean activos en la comunidad y el trabajo.

Saber Más